El pecho en la lactancia

El cambio en el pecho es uno de los primeros síntomas del embarazo, el cuerpo se va preparando para la lactancia.

Empieza con los cuidados durante la gestación; manteniendo la zona bien hidratada se consigue mayor elasticidad para afrontar el aumento de tamaño.

Durante la lactancia materna pueden surgir algunos problemas: dolores, tensión, grietas, pezones invertidos, obstrucción, mastitis…

Philips Avent ofrece una variedad de accesorios que te ayudarán en esta etapa.


Gracias por la visita y recuerda comprar en tu Farmacia o Parafarmacia habitual.


 

 

Ayuda a la Lactancia

¿Problemas para alargar la Lactancia Materna?

Prácticamente todas las madres están a favor de la lactancia materna porque saben que es importante para la salud de su bebé.
 
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los bebés los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables.  También ofrece múltiples beneficios para la madre, a quien ayuda a recuperarse después del embarazo y reduce el riesgo de padecer depresión posparto.
 
Desafortunadamente, cuando nace el bebé comienzan los problemas y muchas madres no llegan a iniciar la lactancia materna o la interrumpen antes de que su bebé cumpla los 6 primeros meses de vida.
 
Son varias las razones por las cuales una madre puede llegar a interrumpir la lactancia:
  • Percepción de que el volumen de leche es insuficiente.
  • El bebé rechaza el pecho.
  • Dolor.
  • El tiempo que requiere la lactancia materna o la extracción de la leche.
  • La necesidad de volver al trabajo.
  • La incomodidad que supone dar el pecho fuera de casa.

Philips AVENT ofrece una amplia gama de soluciones para la lactancia materna que también ayudan a afrontar muchos de estos problemas.

Los extractores de leche pueden ayudar a prolongar la lactancia mediante la extracción adicional de leche entre las tomas regulares; resultan además muy útiles para mantener una reserva de leche por si disminuye el volumen por una u otra razón; la madre puede extraerse la leche cuando no esté con el bebé si ha vuelto al trabajo, y este sistema permite también que otros miembros de la familia ayuden con la lactancia materna dando al bebé, en biberón, la leche extraída para que la madre disponga así de algo de tiempo libre.

Y cuando comienzan a notarse molestias derivadas de la lactancia materna, pueden resultar de gran ayuda los accesorios para el cuidado del pecho, como los discos térmicos, que ayudan a calmar la sensibilidad de los pechos, las conchas protectoras para aliviar la congestión o para proteger los pezones agrietados y ayudar a que se curen más rápidamente, y los protectores de pezones, que protegen los pezones irritados o agrietados por la lactancia.

La lactancia materna fortalece el lazo entre las madres y sus bebés.
¡ Disfrútala !